Publicado

 

En este momento en el que nos encontramos, el Coronavirus, nos ha obligado a parar a la mayoría de las personas, a parar en casa (ya sea trabajando o no), sin entrar en, de donde viene el virus o por qué ha pasado, lo importante es aceptar la situación y sacar lo mejor de este momento. Es probable que todos vivamos cierto nivel de estrés, ansiedad y sobre todo miedo a la incertidumbre, es lo normal, ya que no estamos acostumbrados a situaciones como ésta, son momentos que no podemos controlar y eso en general da inseguridad, estrés, ansiedad e incluso depresión. Es importante aprender a aceptar esas emociones en nosotros y obtener herramientas para gestionarlas, sin necesidad de taparlas porque en el fondo este momento es ideal para ver que hay en nosotros, sacarlo a la luz para poder empezar a mirarnos de otra manera , con más amor y menos exigencias, competiciones o estrés.

Algunas herramientas son éstas:

Dieta:

Es muy importante llevar unas rutinas, al estómago le gusta comidas regulares y hábitos en los horarios. Todos los días todos los sabores, sálado, dulce, amargo, picante y ácido. Es fácil, normalmente los utilizamos todos, todos los días. Por ejemplo:

Desayuno: pan tostado (dulce), aceite de oliva (amargo-picante), fruta (ácido-dulce), café (amargo), leche vegetal o animal (dulce).

Comida: Crema de verduras (dulces casi todas las verduras, picante ajo, cebolla o puerro), filete o pollo a la plancha (salado), yogurt (ácido- dulce).

Merienda: frutos secos (dulce -salado), fruta (dulce – ácido), tortitas de arroz (dulce-salado)

Cena: verduras salteadas (dulce-salado) y pescado (salado)

Éstamos en primavera, por lo tanto, el cocinado tiene que ser caliente, aunque no tanto como en invierno . Salteados y hervidos es la mejor coción para esta época. Es momento de depurar los excesos del invierno, preparandonos para el verano. Por ejemplo ayunos adecuados y pensando que no hay tanto movimiento corporal, es una buena opción.

Si hay ansiedad, estrés y depresión,seguramente utilicemos la comida para saciar esas emociones. Antes de correr a comer es importante atender esas emociones, y entender que la comida no es la solución, solamente para un ratito que te sacia pero luego vuelve. Para ésto es importante llevar rutinas para tener el estómago saciado y no tender a ello.

Si hay emociones que agitan (Yang), necesitamos alimentos que nos calmen (Yin). Los alimentos yin son los que hidratan, son más frescos y relajan. Como las verduras y frutas, cereales, carnes blancas, pescados, etc.

Si hay emociones que nos impiden la actividad como depresión, abatimiento, aburrimiento, agotamiento (Yin), necesitamos alimentos (Yang). Los alimentos Yang son más nutritivos, caloríficos y energéticos. Como las legumbres, frutos secos, carne roja, semillas, etc.

Lo ideal es escucharnos y comer de todos los grupos y todos los sabores, equilibrando según nos sentimos.

Ejercicio:

El ejercicio es una herramienta fundamental para gestionar las emociones.

¿Eres una persona que necesitas un ejercicio intenso para liberar el estrés o la ansiedad?

Dedica como mínimo 1 hora al día para hacer deporte, algo que te motive y que te haga sudar, que te llene de energía y elimine toxinas. Deportes aeróbicos, como correr, bici, aerobic, baile.

¿Eres una persona que necesitas deportes tranquilos para liberar el estrés o la ansiedad?

Dedica un largo rato como 1h y media para hacer ejercicios de estiramiento, algo de tonificación y relajación. Deportes como el yoga, taichi, qi gong, pilates, van bien para estirar, mover circulación, relajar y tonificar musculatura, equilibrar mente,cuerpo y espíritu.

Automasaje:

Con las yemas de tus dedos, haz lineas en tu cráneo para liberar la tensión en la cabeza y cuero cabelludo, desde la frente hasta la coronilla. Bajas a la cara y masajeas suavemente la frente, entrecejo y sienes. Bajas a la nariz y mejillas, mandíbula y orejas. Pasamos al cuello y hombros, pecho. Nos centramos en el abdomen para realizar un pequeño automasaje, el abdomen es donde se nos concentran muchas emociones no resueltas en forma de tensiones. Túmbate boca arriba, con las palmas de las manos haces círculos superficiales al rededor del abdomen, cuando está la zona calentita, pasamos hacer círculos más profundos localizando las tensiones, donde encuentres tensiones intentaremos presionar y respirar hondo y al soltar el aire soltamos los dedos poco a poco, fijando la intención en mover esas tensiones y liberarlas a través del ombligo, las empujas hacia el ombligo como queriendo expulsarlas.Unos 10 minutos es suficientes, terminamos con círculos superficiales al rededor del ombligo.

Para más efecto del masaje, es recomendable usar aceites esenciales en éste caso relajantes como la lavanda, mandarina, naranja, menta, ylang ylang, etc.

Meditación:

La meditación es una gran herramienta para la ansiedad, estrés y depresión. Nos ayuda a fijar la atención en lo que está ocurriendo en este preciso instante. Una meditación muy básica para empezar es centrandonos en la respiración, haciendo una respiración constante y equilibrada, por ejemplo, 4 o 5 segundos para inspirar y lo mismo para expirar, nos podemos centrar en las fosas nasales o en el entrecejo, simplemente estar atento a la respiración, si vienen pensamientos a la mente, solamente hay que mirarlos y dejarlos marchar, volvemos a la concentración en la respiración. Practicando se mejora la atención. La atención es importantísima para vivir cada momento siendo y sintiendo, sin importar el pasado o el futuro.

Farmacopea china:

Xiao Yao Wan: armoniza Higado y Bazo, alivia la ansiedad y la tensión nerviosa, la histeria, rabia y furstración. Además nutre el digestivo, favoreciendo la absorción de los nutrientes para nutrir la sangre y provocar el asentamiento y la digestión de los alimentos y emociones.

Tian Wang Bu Xin Dan: tonifica el Corazón y la Sangre, calma el Shen y armoniza Corazón y Riñón. Ésta fórmula es más indicada para la depresión con mucha agitación mental, ansiedad, inestabilidad emocional, insomnio y síntomas físicos como hipertensión, palpitaciones, aftas bucales, etc.

Gui Pi Tang: tonifica la energía del Bazo y la sangre de Corazón, calma el Shen. Depresión con falta de vitalidad, debilidad, introversión, mala memoria, falta de apetito y palpitaciones.Ayuda a conciliar mejor el sueño y la calidad del tiempo de sueño y aumenta la vitalidad y las ganas de vivir.

Se podrían añadir estas variaciones:

Fortalecer el Qi: en caso de agotamiento, falta de vitalidad

Calmar el Shen: hiperactividad mental, inestabilidad emocional

Liberar el Shen: en caso de mucha irritabilidad y agitación

 

Existen muchas más fórmulas, pero siempre son bajo prescripción y supervisión de un profesional.

 

ACUPUNTURA

A partir de hoy (4 de Mayo de 2020), es posible acudir a la consulta con cita previa. Es una perfecta opción para restaurar nuestra energía y recobrar la salud. Mover la sangre, mover las emociones y la energía.

Si vives en Donostia/San Sebastián, aprovecha esta nueva oportunidad (pide información)!! 618561016/hola@olatzgamboa.com